7838741_orig

Uruguay concede las 2 primeras licencias para producción de marihuana

“Esto fue más difícil que el parto de un hipopótamo”, comentó a la prensa un jerarca del gobierno antes de comenzar la conferencia de prensa en la que se anunció que dos empresas ganaron la licencia para cultivar marihuana en un terreno estatal.

Lccorp, de capitales uruguayos y extranjeros, y Simbiosys, de capitales uruguayos, han sido las empresas afortunadas.

El profesor universitario Gastón Rodríguez Lepera, representante de Simbiosys, no podía ocultar su sonrisa en la sala de prensa de Torre Ejecutiva. La idea de crear una empresa para plantar marihuana surgió en una reunión de amigos, luego del 20 de junio de 2012, cuando el anterior gobierno anunció la ley que regula el mercado de marihuana. “Alguien tiene que encargarse de esto. ¿Y si nos encargamos nosotros?”, propuso Rodríguez Lepera. “Charlando con un amigo, le digo: ‘Yo tengo un ingeniero agrónomo que es un crack. Otra persona que en la parte económica vuela'”. Así nació Simbiosys, una de las empresas seleccionadas por la Junta Directiva del Ircca (Instituto de Regulación y Control del Cannabis) para cultivar marihuana. A la licitación se presentaron 22 empresas. El ingeniero al que alude Rodríguez Lepera es Eduardo Blasina, director de la consultora Blasina y Asociados, socio de Simbiosis.

La finca estatal en la que cultivarán está cerca del penal de Libertad y será custodiado por el Ministerio del Interior y por seguridad privada, a cargo de las empresas. Las farmacias podrán vender hasta 10 gramos por semana a los consumidores registrados en el Ircca. Cada gramo costará “un dólar y un poquito”, dijo Augusto Vitale, presidente del Ircca.

Las sociedades que ganaron las licencias podrán producir hasta dos toneladas de marihuana por año. El 60% de la ganancia será para la empresa, el 30% para la farmacia que lo venda y el 10% para financiar al Ircca, que se encargará de controlar la calidad de la droga y fiscalizar a las empresas, los cultivadores y los clubes de cannabis.

Si bien Simbiosys tiene un socio argentino, la empresa se financiará con fondos uruguayos, que aportará una empresa nacional de tecnología. “Hay integrantes del equipo que tienen mucha experiencia en el cultivo de marihuana recreativa”, dijo Rodríguez Lepera.

El empresario, que es un diseñador industrial uruguayo de 43 años y docente grado 3 de la Escuela Universitaria Centro De Diseño Industrial de la Universidad de la República, anunció que la inversión inicial de Simbiosys oscilará entre US$ 600 mil y US$ 2 millones, lo que depende de muchos factores, desde qué tipo de marihuana cultivarán hasta la forma de distribución en farmacias.

También depende del tipo de cannabis. Hay variedades de marihuana que permiten cosechar en tres y otras en seis meses. En el mismo terreno estatal, el Ircca producirá semillas o esquejes que dará a las empresas privadas. El Ircca sigue trabajando en la genética nacional que llegará a las farmacias.

El prosecretario de Presidencia, Juan Andrés Roballo, estimó que habrá marihuana en farmacias en ocho meses. “Pero no podemos dar una fecha exacta”, aclaró. “¿Ocho meses? Si todo está bien organizado, tal vez sí”, dijo Rodríguez Lepera. “No se olviden que hay que montar una fábrica de unos cuantos metros cuadrados. Es casi un laboratorio”, agregó el empresario.